Los mejores restaurantes de Ávila

38 restaurantes

La sobriedad de la inexpugnable muralla, el granito gris de la catedral o el recuerdo de los votos de la mística Santa Teresa pueden evocar austeridad. Sin embargo, la oferta culinaria abulense sorprende por su opulencia. Y es que comer en Ávila resulta un deleite por la contundencia de sus platos tradicionales.

Comer en Ávila: cocina castellana para todos los bolsillos

La relativamente escasa afluencia turística de Ávila hace que se pueda comer bien y barato su cocina más típica. En El Molino de la Losa, por ejemplo, puedes degustar unas exquisitas judías de El Barco de Ávila escuchando el paso del río Adaja y además visitar la maquinaria del antiguo molino de agua en los bajos del local antes de atacar el postre. También tienes la opción de darte un homenaje en alguno de los numerosos asadores en Ávila. Y es que el clásico chuletón de ternera de Ávila sabe todavía mejor en entornos tan auténticos como el del salón de piedra y ladrillo visto de El Viejo Marqués. Aunque el cochinillo cochifrito del Meson El Sol no se le queda a la zaga

.

Es un verdadero lujo poder encontrar restaurantes en Ávila baratos donde comer excelente cocina tradicional.

Restaurantes para combinar gastronomía e historia

Otro lujo es poder comer bien en Avila mientras se admira alguna de las joyas arquitectónicas de la primera ciudad española declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Restaurantes en Ávila centro

Mucha gente que ve por primera vez la catedral de Ávila piensa que es una fortaleza. La singular apariencia de este monumento es algo que podéis discutir en cualquiera de los diversos restaurantes en Ávila cerca de la catedral. No te defraudará el bacalao con tomate de El fogón de Santa Teresa rematado con una insuperable nata con nueces caramelizadas.

Comer cerca de la muralla de Ávila

Otro de los monumentos ineludibles de la ciudad es la muralla que la rodea que se visita y recorre entera. Para reponer fuerzas después del paseo nada mejor que la crema de sopa Castellana con huevo escalfado y crujiente de jamón de Maspalomas. Y si el paseo se ha alargado hasta la puesta de sol, puedes cenar de tapas en Ávila en el restaurante De Fabula Estoy!!, que propone raciones como tabla de patatas con 4 quesos o croquetas de bacalao con salmorejo.

En definitiva, los sitios para comer en Ávila admirando su patrimonio son casi tan espectaculares como sus conventos, palacios y plazas.

Atrévete con sugerencias menos convencionales

Aunque nos encantan las patatas revolconas, no es porque estemos en una ciudad de más de 2500 años que hay que limitarse a la cocina tradicional. Y es que los productos abulenses se integran perfectamente dentro de platos más internacionales. Una buena prueba de ello son las hamburguesas con ternera de Ávila de Revolutum, que por cierto es uno de los restaurantes de Ávila con menú del día. Otro restaurante que se atreve a conjugar productos autóctonos y recetas foráneas es Delicatessen. Descubre su ensalada de queso de cabra con naranja agria al cava, seguida de un risotto de boletus y un bizcocho de chocolate y vino tinto con helado de turrón y lluvia de natillas para terminar. Además es un lugar perfecto si piensas cenar en Ávila, porque después se convierte en una fiesta con buena música y elaborados cócteles.

Aunque los platos tradicionales siguen predominando, la cocina internacional también se ha hecho un hueco dentro de los restaurantes en Ávila y alrededores y merece la pena probarla.

Ciudades cercanas

¡Comparte este enlace con tus amigos!

ElTenedor utiliza cookies en particular para optimizar su experiencia de usuario, medir el rendimiento de los sitios y hacer publicidad de reorientación. Al navegar por el sitio, acepta el uso de estas cookies. Más información o cambie su configuración.