Los mejores restaurantes de Burgos

21 restaurantes

Con sus guisos sobrios pero suculentos, con recios e imponentes salones, Burgos es una ciudad que exhibe con orgullo una cocina tradicional que se basa en la calidad de sus productos y en la contundencia de sus platos, pero que deja sus puertas abiertas a nuevas influencias y a la innovación. Descubre sus mejores restaurantes para saborear las delicias de la gastronomía castellana.

El catálogo de restaurantes para comer en el centro de Burgos

El centro de Burgos, y particularmente su casco antiguo, no solo es rico en patrimonio histórico y cultural, también en restaurantes. Paseando por sus calles, entre templos góticos, plazuelas, arcos y palacios, encontrarás desde los típicos mesones donde catar el lechazo asado, la morcilla de Burgos, la sopa burgalesa y alguna que otra olla podrida preparados de la forma tradicional hasta restaurantes con apuestas más innovadoras y de cocina contemporánea.

Sitios castizos para comer junto a la Catedral

Estás de visita en Burgos y no puedes dejar de admirar su magnífica catedral. En las plazas Rey San Fernando y Santa María, tienes varios restaurantes donde probar los platos locales mientras te regalas la vista con este monumento Patrimonio de la Humanidad.

En el Mesón del Cid no te pierdas las chuletillas de lechal o las alubias de Ibeas con tropiezos y remata con una pera al vino tinto con frambuesas de postre. Y en Puerta Real puedes optar por comer de tapas en su bar o unos riñoncitos de lechazo a la brasa con cardo, una morcilla burgalesa o un lechazo asado en uno de sus elegantes salones.

Restaurantes que mezclan tradición e innovación en el centro de Burgos

En caso de que busques platos más elaborados, tienes restaurantes en el centro de Burgos que saben sacar partido de los productos estrella de la zona dándoles un toque contemporáneo. Uno de ellos es El Polisón, ubicado en el Teatro Principal y en el que, tanto en el menú como a la carta, el chef Carlos Alfaro te sorprenderá con recetas como la sopa ramen burgalesa o la paletilla de lechazo con calabaza, dátiles y trompeta negra. Otro es el Restaurante Palacio de la Merced, dentro de un antiguo monasterio y bajo la dirección de Agustí Gebelli, que ofrece platos como la thai rusa de txangurro, el rabo de novilla glaseado o la paletilla de cabrito asado en cenizas.

Restaurantes donde comer barato en Burgos

Si tienes ganas de consentir a tu paladar pero el presupuesto no da para grandes dispendios, en el mismo centro puedes encontrar restaurantes con menús económicos que posiblemente se adecuen a tus finanzas. Y si nos alejamos un poco del centro descubriremos restaurantes con precios más populares. Como La Canaleja, que dispone de menús asequibles tanto del día como de fin de semana, con platos apetecibles como el risotto de setas, la ensalada de foie y jamón serrano o la lubina al horno. O como Pesquero, un restaurante acogedor con terraza, un menú del día con un buen precio y propuestas sencillas pero atractivas como morcilla de Burgos, paella mixta o pizza de verduras.

Dónde cenar en Burgos para sacarle el jugo a la noche

La noche burgalesa puede ser muy fría, así que te conviene encontrar un restaurante acogedor para resguardarte de las bajas temperaturas y contentar el estómago. Si decides ir de tapas, La Casa de la Cerveza puede ser una buena elección, aunque también sirven originales platos como el hojaldre relleno de berenjena y marisco o el muslo de pollo relleno deshuesado con salsa de oporto. Y si optas por algo más formal, Rice te recibirá con una decoración estilo clásico británico y recetas como un solomillo al foie o unas chuletillas de cordero.

Sitios con excelentes vistas para cenar en Burgos

Y si tu jugada nocturna es una cena para una ocasión especial o simplemente quieras recrearte la vista a la vez que el paladar, ten en cuenta al Abba Mía, un restaurante en el que gozarás de unas espectaculares vistas de Burgos y de atrevidas recetas como raviolis rellenos de carrillera y boletus o ensalada templada de pato desmigado con queso de cabra y vinagreta de frutos rojos. Y en la misma Plaza Rey San Fernando, la arrocería L’Arruzz cuenta con una terraza que da a la catedral, cuyas vistas intensifican el sabor de una variedad de arroces que van del clásico arroz negro al meloso de ciervo y hongos.

Burgos te permitirá en definitiva recrearte en los sabores puros de antaño, en formato clásico o moderno, pero con la certeza de que quedarás saciado.

Ciudades cercanas

¡Comparte este enlace con tus amigos!

ElTenedor utiliza cookies en particular para optimizar su experiencia de usuario, medir el rendimiento de los sitios y hacer publicidad de reorientación. Al navegar por el sitio, acepta el uso de estas cookies. Más información o cambie su configuración.