Los mejores restaurantes de Segovia

70 restaurantes

Segovia es una ciudad que recibe cada año a miles de turistas, atraídos por su impresionante Acueducto romano, su imponente Alcázar… y su cochinillo. Este suculento guiso ha convertido la localidad en un importante destino culinario y en torno a él se ha desarrollado una red de restaurantes que hacen gala de lo mejor de la gastronomía castellana.

Qué comer en Segovia cuando vas de visita: el menú segoviano

El protagonista absoluto de la cocina segoviana es, sin duda, el cochinillo asado. Lo vas a encontrar en casi todos los restaurantes de la ciudad, muchos de los cuales ofrecen también entre sus distintas opciones un menú segoviano, que además del lechón, suele tener como elementos indispensables judiones de La Granja, sopa castellana, ponche segoviano de postre y, a veces, cordero lechal.

Dónde comer en Segovia un buen cochinillo asado

Aunque es casi imposible no encontrar cochinillo en un restaurante de Segovia, no todos cuentan con la Marca de Garantía Cochinillo de Segovia, que significa que cumplen con unas normas de calidad, como que el lechón está criado en la provincia o que no está recalentado. Uno de los lugares más típicos es el Mesón de Cándido, junto al mismo Acueducto, donde los sirven con toda una ceremonia que incluye la lectura de su autorización real, el corte con el borde del plato y el lanzamiento de este al suelo. Si te apartas un poco de la ruta turística, también encontrarás un cochinillo y otras carnes espectaculares, como chuletón, solomillo o rabo de toro, en la Taberna López, junto al río Eresma.

Las zonas más importantes de restaurantes de Segovia

Comer en Segovia a los pies del Acueducto romano

La zona del Acueducto, en las plazas de Artillería y del Azoguejo y sus alrededores, es el principal punto turístico de Segovia y por tanto el de mayor densidad de restaurantes. Uno de los más conocidos es Casares, donde los comensales gozan de unas magníficas vistas mientras se deleitan con una ensalada thai con langostinos y mango, una brandada de bacalao sobre mermelada de tomate, espuma de cebollino y parmesano o su cochinillo asado al horno de leña. Y es que cada restaurante tiene su modo de preparar este plato. En El Rincón del Segoviano lo hacen con mostaza y miel o en cuchifrito con brotes tiernos y mahonesa de chipotles, además de otras recetas sorprendentes como el salteado de pulpo, butifarra, shitakes y huevo o la morcilla de Cantimpalos asada en carbón de encina.

Restaurantes originales para cenar en Segovia en la zona de la Catedral

La otra sección con abundante oferta de restauración es la de la Catedral y la Plaza Mayor, una zona bastante interesante para cenar en Segovia por su ambiente nocturno. Hay restaurantes ciertamente peculiares, como el Convento de Mínimos, un acogedor local que antes fue un convento y un teatro y que ofrece un menú gastronómico con opciones como magret de pato con salsa de frutos rojos y ciruelas o bacalao al horno con salsa de puerros y almendras. O como el Fogón Sefardí, con un recetario sefardí, judío y castellano con guisos como el tajine de cordero lechal a la miel con ciruelas pasas o las filikas sefardíes.

Los mejores restaurantes a las afueras de Segovia

Alejarse del centro y de las zonas turísticas suele ser una buena idea para encontrar buenos restaurantes con una mejor relación calidad-precio, pero para ello es conveniente saber a dónde vas, porque son más difícil de encontrar. Puedes acudir a El Molino de Madrona, un establecimiento rústico y agradable con una variada cocina que da a luz a platos como el cochifrito segoviano y salmón al cava. También al Restaurante del Parador de Segovia, que combina unas cautivadoras vistas panorámicas de la ciudad con asados típicos y elaboraciones como la sopa de ajo castellana o el solomillo de cerdo relleno de queso curado con manzana asada y patatas.

Restaurantes donde comer barato en el centro de Segovia

Para darte el lujo de comer en el turístico centro segoviano vas a tener que asumir un plus en el precio de cualquier establecimiento. Sin embargo, puedes encontrar algunos restaurantes económicos y de buena calidad. New Niagara, por ejemplo, tiene un menú del día a muy bien de precio y, además de ricas tapas, tiene propuestas como riñones al Jerez o hamburguesa de Black Angus muy asequibles. Y en Bon Appêtit, bajo el mismo Acueducto, podrás comer ensaladas, hamburguesas, quesadillas revueltos o recetas tradicionales como el cochifrito o los judiones por una suma muy razonable.

Como ves, Segovia es una ciudad orgullosa de su rica cocina y tienes una gran variedad de opciones, incluso si te centras en el delicioso cochinillo.

Ciudades cercanas

¡Comparte este enlace con tus amigos!

ElTenedor utiliza cookies en particular para optimizar su experiencia de usuario, medir el rendimiento de los sitios y hacer publicidad de reorientación. Al navegar por el sitio, acepta el uso de estas cookies. Más información o cambie su configuración.