Volver

Opiniones - Lhardy

9,5/10

Sobresaliente

según 5 opiniones
Sólo los usuarios que hayan reservado en las plataformas o en un calendario de reservas del grupo TheFork y que hayan consumido en este restaurante pueden dejar una calificación, con o sin opinión. La calificación global tiene en cuenta todas las calificaciones y opiniones, pero sólo se muestran las escritas en Español.
  1. Beltran P.
    Beltran P.
    • 4 opiniones
    7,5/10

    Comida y servicio impecable

  2. N.abor C.
    N.abor C.
    • 26 opiniones
    10/10

    Un histórico y espléndido restaurante. Desde la escalera hasta su comedor muestran clase y refinamiento. Un lugar imprescindible de la gastronomía española. Magnifica atención del capitán y mesero. Su clásico cocido una delicia y estupenda carta de vinos. El decorado y las antiguas lámparas de gas nos llevan al siglo XIX.

  3. Sandra C.
    Sandra C.
    • 84 opiniones
    10/10

    Es un lugar con mucho encanto, lleno de historia. El cocido está delicioso y buena cantidad. Es caro pero merece la pena por la calidad, el servicio y por haber sabido conservar la tradición centenaria de Madrid en sus salones y productos.

  4. Enrique C.
    Enrique C.
    • 76 opiniones
    10/10

    El mejor cocido del mundo!!!......en un ambiente de otra época.

  5. Carmen C.
    Carmen C.
    • 38 opiniones
    10/10

    Uno de los restaurantes emblemáticos de Madrid. Desde que se transpasa la puerta, se entra en un pedacito de historia de la ciudad. El restaurante está dividido en tres salas. La más antigua creada en 1838 y el salón japonés diseñada 10 años después, más una sala privada. El personal fue tremendamente amable y atento desde que llegamos. Te reciben con pan, mantequilla y aceitunas y croquetas. Pedimos un bisque de pescado, un pulpo asado y su famoso cocido de dos vuelcos. El cocido es espectacular: primer vuelco (sopa con fideos) y segundo vuelco (garbanzos, patatas, repollo, variedad de carne). Pedimos como postre el famoso soufle. Riquísimo Era el cumpleaños de mi madre y tuvieron el detalle de ofrecernos dos copitas de cava. Sin lugar dudas la calidad de su comida y el buenhacer de su personal hacen que este restaurante sea una cita obligada de la gastronomía de Madrid.