San Wich - Hortaleza

Calle de Hortaleza, 78 28004 Madrid España Mapa
Precio medio 15 €
8,5 /10
4 opiniones

Sobre el restaurante San Wich - Hortaleza

En San Wich los bocadillos son idolatrados. En este restaurante de la calle Hortaleza de Madrid, muy cerca del metro de Chueca, los sándwiches, de origen chileno, son tratados a un nivel casi sagrado.

En el restaurante San Wich serás testigo (y catador) de todo lo que se puede hacer con unas rebanadas de pan crujiente, ingredientes de relleno saludables y de calidad, y muchas dosis de imaginación y buen gusto. En este local podrás degustar también el típico ceviche latino y pisco sour.

Para una reunión informal de amigos, nada mejor que un buen bocadillo acompañado de una cerveza bien fría. ¡Acércate al templo del sándwich!

Precios del restaurante

Precio medio a la carta
15 €
(precio medio a la carta sin bebida: entrante/principal o principal/postre)

Precio de las bebidas

  • 1,7 €
    Media botella de agua mineral
  • 2,5 €
    Copa de vino
Precios por persona con IVA incluido. Los precios, platos y composición de los menús son susceptibles de cambiar. Los precios que aparecen no tienen aplicada ninguna promoción.

Cómo llegar al restaurante San Wich - Hortaleza

¿Cómo llegar?

  • Transporte público
    Metro Chueca (L5)

Horario de apertura

Comida: de 13:00 a 15:30 (todos los días)
Cena: de 21:00 a 23:00 (todos los días)

Servicios

Excelente
8,5 /10
Sólo los clientes que acudieron al restaurante después de reservar con ElTenedor pueden dejar su opinión.
  • 10
    0
  • 9
    2
  • 8
    2
  • 7
    0
  • < 7
    0
Cocina
9
Servicio
8,5
Ambiente
7,5
Calidad-precio
Correcto
Nivel de ruido
Tranquilo
Tiempo de espera
Bien
2/4 opiniones
Ricardo G.
Aventurero/a
(1 opinión)
Valoración media
8 /10
Cocina
8
Servicio
8
Ambiente
8
  • Fecha de la comida : 12/11/2016
Sitio pequeño pero bien ambientado. Hamburguesas muy buenas. Recomendable
Juan Luis C.
Aventurero/a
(1 opinión)
Valoración media
8 /10
Cocina
8
Servicio
8
Ambiente
8
  • Fecha de la comida : 2/8/2016
Sitio tranquilo, trato muy amable, aunque por defecto la carne de las hamburguesas estaba un poco pasada. Fallo mío por no decirlo, en todo caso. Volvería por el ambiente más que por la relación calidad-precio.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.